Dolorenses siempre asociados  a la aventura, Federico y Alfredo  Barragán, escalaron el Everest

Dolorenses siempre asociados a la aventura, Federico y Alfredo Barragán, escalaron el Everest

Los hermanos Barragán ya son conocidos por este tipo de aventuras que realizan desde hace aproximadamente treinta años, y contaron a Dolores Diario cómo se desarrolló la experiencia. “Hicimos una expedición al Everest, la montaña más alta del mundo, en el límite entre Nepal y China” comenzó comentando Alfredo quien describió a Nepal como “un país milenario, atrasado en su desarrollo, sumamente religioso, con una gran influencia induista del sur y tibetana, china y budista del norte. Un lugar sumamente exótico en sus costumbres, tradiciones, religión e idioma con un territorio totalmente quebrado, montañoso con las montañas más altas y más bellas del mundo. Un territorio bendito donde fuimos, recorrimos y cruzamos el país de Sur a Norte”.

La odisea constó de 75 kilómetros de recorrida hacia arriba y otros 75 kilómetros de regreso “por una zona bellísima” deslizo Alfredo. Asumen que tienen ciertos temores y “uno de los primeros es el ir a otra parte del mundo alejándote de tu entorno, por otra parte se teme cruzar Nepal a pie, escalar la alta montaña con 63 años de promedio en el grupo” no obstante Alfredo remarcó que la experiencia adquirida a través de los años junto a la actividad física cotidiana “nos permite cancherear porque estamos bien y sanos”. Los hermanos Barragán, acompañados de un grupo de expedicionarios que comparten este tipo de experiencias con ellos, lograron escalar 5.500 metros llegando al punto máximo del Everest junto a la cascada de hielo del glaciar Khombu.

Alfredo expresó “ese era nuestro objetivo, a esa cascada la conocemos por referencia desde hace cuarenta años y estuvimos en ella, la tocamos y fue nuestra cumbre en esta expedición”… “Corroboramos la belleza del Himalaya, es impresionante. Conocemos casi toda la Cordillera Argentina y realmente ver los picos del Himalaya con más de 8.000 metros de altura fue único. No es un pico, es un circo de montañas que te rodean. Son absolutamente enormes. Además existe un clima tropical hasta los 4000 metros lo cual hace placentero el recorrido por ese lugar”… “No somos aventureros, somos expedicionarios” señaló Alfredo haciendo hincapié en que la diferencia radica en que creen en la planificación. El Dr. Federico Barragán se refirió a las condiciones físicas necesarias para escalar el Everest. Él explicó “para realizar este tipo de actividades hay que tener continuidad en el deporte. Hay que correr, ir al gimnasio, complementar el ejercicio con bicicleta. Se necesita una acumulación de entrenamiento que no se corresponde con entrenar dos meses antes de la experiencia a realizar. Como condición básica la montaña exige resistencia, potencia en las piernas y práctica cardiovascular ya que en la montaña baja se necesita potencia muscular pero en la montaña alta se necesita un entrenamiento cardiovascular muy exigente y alcanzar 150 latidos por minuto. Nosotros, también hacemos marchas con mochilas cargadas de arena o botellas de agua. Otra cuestión importante a tener en cuenta es la ingesta de hidratos de carbono e hidratación constante”.

Por otra parte, Alfredo remarcó la importancia de ser fuerte psicológicamente para no quebrarse ante pequeñas situaciones como golpes, lastimaduras, factores climáticos adversos y señaló que es mucho más importante el esfuerzo que se realiza al subir que al bajar. Para los hermanos lo más importante de estas aventuras es el poder compartir la experiencia con sus seres queridos. “Pobre de aquel que llega a una cumbre y no tiene con quien abrazarse” concluyó el Secretario de Turismo dolorense.

Comentar Nota:

Leave a Reply

comment-avatar

*